Indignación de Rezagados

Principal Arriba Búsqueda

Principal Arriba Economía Finanzas

Fin de la Página

Elección Méx 2006  Materias Estudio
 

Principal
Arriba

Contenido de la Página
Índice
Acuerdos y Tratados
Asia
Economía Social
Responsabilidad Social
Estado y Globalización
Eumed.net
Marxismo
Megatendencias
Resumen de Mercados
Revista Economía-UNAM
Riego País
Salarios
Personajes
Enlaces

VII.     Sal en las Heridas[7]

Agobiados por excesivos impuestos y contribuciones, campesinos de la provincia de Sichuan están protagonizando desórdenes como muestra de indignación por parte de quienes se han quedado rezagados respecto del auge económico de China.

Los disturbios, confirmados por funcionarios gubernamentales, son una clara señal de que las reformas económicas están debilitando el control de Beijing sobre el interior y sembrando resentimiento entre los que tradicionalmente han formado la columna vertebral del régimen comunista –los 800 millones de campesinos chinos.

“Esto ha sido un creciente problema desde hace algún tiempo y la tensión está agravándose”, dice un analista extranjero en chengdu, la capital de la provincia de Sichuan. “Los campesinos se quejan y se quejan, pero no se ha hecho nada por ayudarlos”, agrega.

En alcance de los disturbios de Sichuan, que contaron con la participación de unas 10,000 personas y paralizaron zonas del condado de Renshou  durante varios días a comienzos de junio, fue lo suficientemente grande como para aflorar a través de la estricta censura china sobre las noticias internas y obligar al gobierno a admitir que las cosas no andan bien.

Pero diplomáticos y otros analistas extranjeros indican que el estallido de agitación podría ser apenas el comienzo y que similares expresiones de protesta están gestándose en toda la campiña mientras se amplía la brecha entre los ricos y los pobres y rapaces funcionarios locales exprimen a los campesinos.

La indignación del os campesinos es un claro desafío a las autoridades instaladas en las ciudades y en Beijing, quienes se han concentrado en brindar nuevas posibilidades de amasar fortuna a los residentes urbanos y de las zonas costeras como la función central del actual proceso de reforma económica en marcha en el país.

Es también potencialmente más peligrosa para la estabilidad política china a largo plazo que las manifestaciones en reclamo de democracia aplastadas en 1989, que fueron protagonizadas en gran medida por grupos de intelectuales y estudiantes de las ciudades y tenían poca vinculación con las duras realidades del a vida en los campos donde reside la mayoría de la población China.

La vida de los campesinos, que nunca fue fácil, se ha tornado aún más dura debido al as reformas económicas que han desquiciado los ideales igualitarios, dando paso a nuevas expectativas de mejoras materiales.

Mientras los consumidores de las ciudades pueden gastar cientos de dólares en una sola tarde de consumo, los campesinos de China ganaron en promedio, menos que los trabajadores industriales en todo el año de 1992.

El gobierno tiene clara conciencia de la peligrosa gestación de descontento y frustración que está latente en la campiña, que ya está atrayendo a nerviosos gerentes de fondos de Hong Kong en giras de inspección para ver cuán estable es realmente China.

El Diario de los Agricultores ha publicado en primera plana una orden del ministerio de Seguridad Pública que prohibe a la policía local extraer dinero e imponer multas arbitrarias, diciendo que “El mal viento” de la corrupción policial “está afectando seriamente la reputación de la seguridad pública y dañando las relaciones entre la policía y el pueblo”. Dirigentes del Estado también han ordenado reiteradamente a las autoridades locales que dejen de pagar a los campesinos con pagarés aunque con poco éxito.

“Los agricultores ya están gravados en exceso”, escribe un lector al Diario Legal. “Extraer dinero que los agricultores se ganan con el sudor de su frente no sólo agravará los problemas de la agricultura mientras desarrollamos una economía de mercado socialista, sino que también regará sal en las heridas de los campesinos”.

Contador de visitas a la página

Atrás Siguiente

horizontal rule

[7]       “Sal en las heridas” Latinoamérica Internacional. Julio. Núm. 9. p. 47. Santafé de Bogotá, Colombia.

Inicio de la Página

Buscador de la Página

Google
 
Web www.joseacontreras.net

 

¡ Por tu atención Muchas Gracias y regresa pronto !

Ésta página es atendida por:
[joseacontreras.net] [miaulavirtual.com]
Copyright © 2001 Reservados todos los derechos.
Revisado: miércoles, 16 de julio de 2014 23:30