Residencia Típica

Principal Arriba Búsqueda

Principal Arriba Economía Finanzas

Fin de la Página

Elección Méx 2006  Materias Estudio
 

Principal
Arriba

Contenido de la Página
Índice
Acuerdos y Tratados
Asia
Economía Social
Responsabilidad Social
Estado y Globalización
Eumed.net
Marxismo
Megatendencias
Resumen de Mercados
Revista Economía-UNAM
Riego País
Salarios
Personajes
Enlaces

VIII.   Una Residencia Típica de Beijing[8]

Localizado tres kilómetros al suroeste de la plaza Tiananmen, centro de Beijing, el Patio No. 7 del callejón Mianhua es un típico conjunto de viviendas tradicionales de la capital china. Con habitaciones que rodean un patio central, se ve insólito entre otros similares patios adyacentes que se suceden unos a otras en esta área de viviendas tejadas de un solo piso. Una puerta carmesí agrega colorido a sus contornos apacibles y grises.

Desde la entrada del patio se ve su original espacio rectangular invadido por seis cocinas sobresalientes. En él viven siete familias de 20 personas, las cuales comparten 11 cuartos que suman un área total de 120 metros cuadrados.

A pesar del obvio apiñamiento, la vida en este patio ha experimentado grandes cambios, al igual que otros lugares de Beijing. El promedio de ingreso anual per cápita de sus moradores, entre los que se cuentan obreros jubilados, empleados gubernamentales, estudiantes, una maestra y un buhonero, es de 1,694 yuanes (cerca de US$325). Un poco menos que el promedio de la ciudad,, que es de 1,787 yuanes.

Casi todas las familias han “modernizado” sus cuartos con televisores en color o en blanco y negro, refrigeradoras y lavadoras.

Los cambio sin embargo, no son los mimos en todas las familias. Para Wang Yling, la vida fue dura incluso hasta hace un año. Wang, de 45 años de edad, es maestra de escuela de primaria. Su marido murió de una enfermedad pulmonar hace seis años, dejándola con dos niños y un cuarto de 10 metros cuadrados. “En ese entonces  tenía que contar cada centavo”, recuerda Wang.

No obstante a partir de 1988 ha comprado un televisor en blanco y negro, una refrigeradora y una lavadora. “No quiero que mis hijos sientan que su casa es inferior a la de otros. Lo que otros tienen, también debemos tener”, dice.

Vida diferente

“Ahora las cosas son diferentes”, agrega con alivio la maestra. Su hijo empezó a trabajar en octubre pasado en un hotel, una empresa mixta  chino-japonesa, después de graduarse en una escuela profesional. “Mi hijo gana ahora 300 yuanes mensuales, 100 yuanes más que yo”.

Lo que la familia siempre había deseado con vehemencia era conseguir un espacio más grande. Señalando una litera que ocupa casi la mitad del cuarto, Wang afirma que su familia se encuentra entre las más necesitadas en Beijing en cuanto a espacio de vivienda. A fines de este año, el Buro Municipal de Educación le asignará un apartamento con dos dormitorios a su familia.

En china, la mayoría de los habitantes urbanos vive en edificios construidos por instituciones gubernamentales o empresas y paga una renta nominal menor al 2% de su ingreso mensual. En la última década se han construido 61, 69 millones de metros cuadrados de viviendas en Beijing, más del doble del total construido en los 30 años anteriores. Sin embargo, el 75% de los nuevos edificios ha sido construido en las afueras de la ciudad, de modo que cerca de la mitad de la población del viejo centro urbano sigue viviendo en las tradicionales casas con patios rectangulares.

Al vecino de Wang, el chofer jubilado Cui Naidong, no le interesa un apartamento más espacioso. Hace poco rechazó la asignación de uno con dos dormitorios, diciendo: “Prefiero vivir aquí porque no quiero subir escaleras”.

Cui recibe una pensión equivalente a su sueldo original; goza además de atención médica gratuita, un beneficio común n China para aquellos que empezaron a trabajar antes de 1949, año en que se fundó la Nueva China: Su esposa gana mensualmente 70 yuanes por hacer  la limpieza en la vecindad. Ello eleva el ingreso mensual de la pareja acerca de 300 yuanes.

El cambio más obvio en la vida diaria, según el matrimonio, es la abundancia de productos en el mercado. “En el caso del as verduras, por ejemplo, todos los días se venden por lo menos más de diez variedades”, dice Cui. Su esposa agrega: “Aunque los precios no son bajos, podemos escoger las variedades que más nos gustan.

Contador de visitas a la página

Atrás

horizontal rule

[8]       “Una Residencia Típica de Beijing” Latinoamérica Internacional. Julio. Núm. 9. p. 48. Santafé de Bogotá, Colombia.

Inicio de la Página

Buscador de la Página

Google
 
Web www.joseacontreras.net

 

¡ Por tu atención Muchas Gracias y regresa pronto !

Ésta página es atendida por:
[joseacontreras.net] [miaulavirtual.com]
Copyright © 2001 Reservados todos los derechos.
Revisado: miércoles, 16 de julio de 2014 23:30