Dimension Humana

Principal Arriba Búsqueda Favoritos El Propósito Lo Nuevo Fotos Correo Enlaces

Fin de la Página

 

Principal

Índice de Globalización
Índice de Apuntes
Índice de Artículos Varios
7habitos.htm
Admón Competencias
Administración

La Dimensión Humana y Productiva del
Trabajo en la Empresa[1]

Héctor Larios Santillán. Ingeniero Mecánico Electricista, egresado de la UNAM 62/67 Generación 79/80 del Curso de Alta Dirección del IPADE. Presidente de COPARMEX. Miembro del Consejo Coordinador Empresarial C.C.E. Ha sido Gerente de Marca en Clairol de México, en Distribuidora del Centro y actualmente Director general en Creative marketing de México.

I.           Los temas

Los tres temas objeto de este panel: 1) la importancia de la educación y la capacitación; 2) nuevas formas de trabajo y la cooperación en la empresa; y 3) la contribución de las pequeñas empresas en la creación de empleo; tienen una vinculación de fondo con los problemas de la transición de muchas economías en las que se cuestiona si puede existir y ser conciliable y exitoso un modelo que atendiendo a las exigencias del libre mercado, aterrice igualmente en el mejoramiento de las empresas, la productividad, la creación de empleos y la superación del nivel de vida de las poblaciones. Y esto choca a veces con ideas y concepciones que tenemos.

Por ejemplo, se creía que mediante la técnica se llegaría  necesariamente al progreso. Ahora vemos –cuando platicamos sobre los problemas de tipo social- que no necesariamente alcanzamos esa meta. La historia es una lucha de libertades: avanzamos y retrocedemos, y tenemos que analizar las cosas bajo esa óptica, en este mundo globalizado que tenemos que enfrentar con éxito, económica y humanamente.

A.        Globalización e integración

Hoy se comenta sobre los cambios tan acelerados que estamos experimentando.

Hablamos de cambio de civilización, y eso es un cambio muy importante. No estamos hablando de algo perecedero, accidental, porque las civilizaciones están conformadas por un conjunto enorme de instituciones que plasman una cultura específica; esto es un sistema de valores, una manera de ver la vida.

  • La globalización y la integración de las economías a través de la liberación de los intercambios comerciales está impactando fuertemente a las sociedades.
  • La innovación aparece como factor principales del crecimiento y confiere a la empresa y a su competitividad un papel social determinante.
  • Se nos plantean incertidumbres y cuestionamientos muy serios sobre las normas de convivencia en la vida socioeconómica.
  • Se está generando desempleo a nivel regional y mundial. Muchas empresas ya no generan su propia auto continuidad y están en peligro de extinción.

La globalización de la economía mundial, el comercio internacional, la nueva composición del mundo, la influencia de las comunicaciones, los cambios políticos, son realidades incontrovertibles que han modificado nuestro entorno socio-laboral, aún cuando como sucede en muchos casos, no queramos aceptarlo.

B.        Bienestar, estabilidad en el empleo, cordialidad y armonía, calidad y productividad

El mayor bienestar del trabajador y su familia, la cordialidad y armonía en los centros de trabajo, la calidad y productividad, la estabilidad en el empleo, son conceptos, metas, paradigmas que estoy seguro todos tenemos en mente, pero el problema de este momento no son los “QUE” sino los “COMO”.

COMO Idear, desarrollar e implementar eficazmente  programas de capacitación que verdaderamente se traduzcan en resultados positivos, tangibles y medibles en los productos y servicios, en el cual activa y responsablemente participe  todo el personal.

COMO Idear, desarrollar e implementar programas de calidad y productividad, que sean autofinanciables y aceptados validados e impulsados tanto por la propia administración, como por todo el personal y su representación sindical, que se traduzcan en verdaderos beneficios para los trabajadores, empleados y funcionarios.

COMO Comunicar sincera y objetivamente a todo el personal y a su representación sindical las realidades de la empresa, su mercado, entorno y estrategias para lograr un auténtico trabajo en equipo y una integración de miras y objetivos sin que se acuse al sindicato de entreguista o a la empresa de aprovechada.

COMO Lograr una nueva cultura sindical que asegure a todo trabajador una genuina participación en los asuntos sindicales sin promover y/o propiciar un asambleísmo que desvirtúa los propósitos, desorienta a la base y entorpece a la toma de decisiones.

COMO, (dejo al final este que es el nuevo y gran “COMO”), COMO enfrentar esta nueva y dramática realidad económica y social de “CRECIMIENTO CON ALTA TASA DE DESEMPLEO”.

Si en este análisis pudiéramos avanzar en el estudio de estos “COMOS” y lográramos proponer guías de pensamiento y acción que nos fueran útiles y prácticos, estos seguro que todos nos sentiríamos verdaderamente satisfechos.

C.        La dignificación del trabajo

Una respuesta integral debe pasar por los principios básicos del trabajo que interactúan con las realidades hoy. Podemos partir de la premisa de que el trabajo debe necesariamente beneficiar económica y socialmente a la persona que lo realiza.

A través del trabajo el hombre debe desarrollarse como persona, integrase a su comunidad, fomentar su creatividad y favorecer su autoestima. El trabajo está ligado a la productividad, misma que, en última instancia, es desarrollar las labores asignadas de la mejor manera, con los conocimientos, con el equipo y los instrumentos adecuados, dentro del mejor ambiente, con la motivación y estimulo suficientes.

La competitividad es también inherente al trabajo: Todo el que trabaja compite con los demás que desarrollan una tarea similar. Todo el que produce u ofrece servicios compite con los que hacen algo semejante. Y el lugar de esa competencia es la empresa y le sistema económico. La empresa como equipo integrada por empresarios y trabajadores.

D.        Generación de riqueza con sentido humano

Es obvio que la finalidad económica de las empresas es agregar valor económico para contribuir así ala generación de riqueza y ofrecer productos y  servicios al mercado en un ambiente de competencia para satisfacer sus necesidades.

Un objetivo social, primordial de las empresas, se ha dicho que es la creación de empleo. Después de los conceptos expresados, podemos profundizar y decir que la finalidad social por excelencia  de la empresa es la organización del trabajo humano productivo. Así se vinculan las necesidades del mercado a las posibilidades reales de la economía.

Con lo dicho hasta aquí podemos afirmar que no es concebible la organización del trabajo humano sin un aprecio real por la realización profunda del ser humano. Entonces. ¿Cómo integrar la economía de mercado a una propuesta de civilización y cultura?.

Hay que acercarnos a una respuesta que parta de la empresa, para ello propongo los siguientes puntos:

  • Un sincero aprecio y profunda comprensión del valor de la persona humana encarnada en todo individuo que tiene que ver con la organización, adentro y afuera de la empresa, empleados y clientes.
  • Respeto a la dignidad del trabajo” de todos y cada uno de los empleados, derivados de su sujeto y autor, el hombre.
  • La primacía del trabajador sobre el capital y la técnica, y por lo tanto, la vocación de la empresa para servir al a realización de sus trabajadores como personas, tanto a obreros y empleados como a directivos.
  • El ejercicio de la autoridad en la empresa como servicio.
  • La convicción de que –en la empresa- la verdad no tiene sustitutos, unida a la práctica constante de no aceptar más que la verdad, por encima de intereses particulares, respectos humanos y conveniencias pragmáticas.

De la reflexión de estos puntos podemos afirmar que la empresa debe volver a considerar su para qué.

E.        Tendencias para la productividad

Las tendencias mundiales en la búsqueda de lograr mejores y más productivas relaciones laborales, estoy seguro, son de todos conocidas y también nos pueden ayudar. Tan solo mencionaré algunas como referencia:

  • Creación de esquemas de más cooperación y menos confrontación.
  • Reconocimiento de que “cooperación” no es “abdicación”, mas bien es alianza estratégica.
  • Reconocimiento de un cierto compromiso de estabilidad laboral.
  • Búsqueda de mecanismos para “atemperar diferencias en la personalidad o estilo de los actores en la relación laboral.
  • Bajar la toma de decisiones hacia niveles a donde se ejecuta la acción de los trabajadores.
  • Realizar inversiones importantes en tiempo y dinero en “capacitación”.

F.         Estrategias

Con estos elementos de reflexión podemos hacer una lista de estrategias que deberían darse considerando la importancia de la pequeña empresa en la creación de empleos. Algunas opciones serian:

  • Preservar las fuentes de trabajo por medio de la competitividad. Es claro que ya no es posible dar empleo por darlo, sino que tienen que ser productivos.
  • Aplicar tecnología al empleo. Capacitar y reentrenar al personal. Necesitamos invertir en educación y capacitación.
  • Aplicar sistemas de empleo flexibles.
  • Marco regulatorio apropiado. Idealmente establecer esquemas de autorregulación.
  • Diversificar mercados con selectividad, y
  • Generarlos a través del crecimiento.

G.       Desventajas de las empresas para sobrevivir

En la Confederación Patronal de la República Mexicana, así como en el Capítulo de la ICC de los cuales formo parte en México, hemos desarrollado el análisis de las desventajas que enfrentan las empresas para sobrevivir y que están integradas por el costo financiero, la falta de seguridad jurídica y la inseguridad pública, así como por la excesiva centralización que vivimos.

Si se diera una política enfocada a disminuir estos costos, se estaría apoyando enormemente a las pequeñas empresas y se podrían generar muchos más empleos.

Creo que esto puede considerarse también a nivel mundial; es decir, enfocar esfuerzos para reducir las cargas regulatorias y fiscales que pesan sobre la empresa en la creación de empleos.

De manera proactiva, como empresarios y con el verdadero ánimo de conjuntar la responsabilidad de la empresa y sus trabajadores en las responsabilidades totales del sistema económico de Libre Mercado, considero inaplazable el que:

H.        Responsabilidad social

La responsabilidad social, conocida también como responsabilidad corporativa en un sistema de libre mercado, debe ser asumida también por los sindicatos y por las asociaciones de trabajadores. Esta tarea, le compete directamente a los empresarios a través de un mayor crecimiento con sus trabajadores, integrándolos como parte esencial de nuestras empresas, buscando una real participación por parte de ellos. Los directivos de las empresas que estén preocupados por organizar mejor su trabajo, deben reflejar en toda la política de relaciones industriales y de relaciones laborales aquellos elementos que sustenta este modelo.

Debemos estar conscientes de la realidad de que, los actuales estudiantes en todos los niveles de las instituciones educativas serán el día de mañana empresarios o colaboradores en las empresas y sólo una minoría tendrá un papel en la administración pública. Por tanto, corresponde tener una verdadera vinculación con el sector educativos para dar seguimiento en las diversas áreas de estudios e investigación de la evolución del pensamiento empresarial y de la realidad de las empresas y de la economía, para que sus alumnos, independientemente de la carrera que estudien, estén enfocados a la realidad, ciertamente a la realidad total, pero dentro de ella a la realidad del trabajo y de la economía.

Se requiere de aprovechar adecuadamente los medios de comunicación para que a través de éstos, un mayor número de personas perciban y conozcan las bondades e un sistema de mercado sustentado en la libertad y en la responsabilidad.

En la empresa se dan procesos de comunicación y relaciones de liderazgo y subordinación. En ellos es importante la calidad el liderazgo que se ejerza. La simple autoridad formal hoy ya no es suficiente. Hoy se requiere de un liderazgo de una autoridad moral, de donde la responsabilidad es que la integración de las empresas sea bajo principios y valores que respeten y reconozcan  a cada persona un espacio de libertad, de confianza, de responsabilidad. Por ello, el aprendizaje y el cambio que se suceden actualmente en el mejoramiento continuo de la producción de bienes y servicios, no es ajeno al mejoramiento humano, en primera instancia de sus directivos y luego de todos cuantos forman parte del equipo o comunidad de trabajo.

I.            Educación en valores

Finalmente quiero enfatizar, que la vía de soluciones a todos estos problemas que preocupan a la sociedad entera, es sin duda alguna la educación. La crisis pone de manifiesto el valor y los valores de las personas o la carencia que tienen de ellos. Es evidente que necesitamos reforzar en todo el mundo con urgencia, la formación en los valores y humanos a las nuevas generaciones, si queremos responder  a las necesidades y expectativas que tenemos. Por que si algo nos revela el momento que vive el mundo, es que la naturaleza profunda de sus crisis no es económica, sino fundamentalmente de tipo moral.

Siguiente

Hit Counter


[1]     Larios Santillán José. 1995. “La Dimensión Humana y Productiva del Trabajo en la Empresa.” Emprendedores. Julio-Agosto. Vol. IX Núm. 34. pp. 3-6. DF, México.

Dimension Humana
El Compromiso Personal

Inicio de la Página

 

Google
 
Web www.aulafacil.org
www.gestiopolis.com www.monografias.com


Gracias por tu visita y regresa pronto
Ésta página es atendida por:
[joseacontreras.net] [miaulavirtual.com]
Copyright © 2001 Reservados todos los derechos.
Revisado: viernes, 05 de septiembre de 2014 07:24:59 p. m.